Desde que tengo uso de razón, la música ha guiado mi existencia. Primero aquel tambor de juguete, benditos reyes. Atado a la cintura, por mi pueblo, con 4 años.
Año´72 “¡Venga! pa Barcelona”. Con 11 años me da por cantar, ¡Venga! de solista en el coro. “¡Pa’ vernos matao!”… Decían que cantaba bien y se me daban bien los instrumentos…
La inquietud por encontrar nuevos quehaceres musicales me lleva  al  Real conservatorio Superior de Música de Madrid, mi sueño. Y con las melenas al viento  y con la mili finiquitada mi tiempo restante… Dj Charly en acción. Y me pagaban y todo, era la leche. Sí, Nueve años en discotecas por Madrid. Buenos años de Movida Madrileña.
Y llegan los ´90, cambio de tercio, la Industria discográfica: Horus, Picap, Café del Mar Music… Buenos y felices años también. Pero aparecen nubarrones en la música dos décadas después y toca reinventarse, creo Be Released, mi empresa. 30 años en la Industria, muchos cientos de artistas en el camino y un Festival valiente como Director, Camino Duero Fest.
Plena pandemia, y a punto de soplar las 30 velas e inmersos en tantas horas de inventar qué hacer, escribo a Medios de Comunicación, colegas de la Industria y Aristas, “Quiero saber qué opinas de mí, si te apetece, grábame un vídeo de 30 segundos y ponme a caldo”. Pues aquí te dejo el resultado, 78 vídeos en mi WhatsApp. Cuanto cariño en estas imágenes que ahora se entrelazan, casi cuatro años después.
Para la posteridad, por orden alfabético y estructurado en cuatro bloques, aquí puedes  verlo o no, si te quieres ver… aquí está.
Agradezco inmensamente tu tiempo, tu cariño y amistad. Sigo siendo aquel niño del tambor de 4 años que  redoble a redoble ha ido haciendo camino hasta llegar a ti.  
¡¡¡Gracias por estar en mi vida!!!

Scroll al inicio